Friday, March 02, 2007

esperando nada.

he borrado caleta de veces ésto.
y quizás esta sea la próxima vez.
te vas insoportable, pero extrañamente yo te entiendo, porque es raro.
es parecido al llegar a un lugar nuevo, como un colegio nuevo, siempre haces una exclusión a base de intuiciones, supones o sólo sientes que ella puede ser. a mi nosé si me pasó algo, no enseguida, pero siempre hubo una especie de conexión ímplicita tácita jaja.
refugio, saludo, el messenger puede ser semi-útil para personas vergonzosas, inseguras, dependientes e indecisas como nosotras y que luego se notaría en los saludos abrazos más largos, pequeñas notas junto al chocolate, ya sáquemosno una foto, oye cómo estai/sonrisa/bien y tú/bien/sonrisa,
desde canciones con las que añorabamos bailar juntas al llegar al buen estado, a estupideces de querer tener un fotolog para nuestras fotos en estado, estado.
sí, hubo un tiempo en que puse le ponía pausa al cariño y tú me preguntabas, a veces por qué chucha era tan pesada contigo.
me dices que te tiene chata el guatero, que todos deberíamos escribir en nuestros blogs, yo hace tiempo lo tenía pensado, pero nunca me agrada, ni puedo decir las cosas, como tú, o como me gustaría que notarás todo lo que me acuerdo de tí y ahora tampoco me gusta.
estabai chata, me dijiste que todo valía caca menos. concluímos una de las horas más raras, pero fue bacán, a las diez y cincuenta en victor lamas con angol, te llamé antes y me dijiste, ya estoy acá. se te acabaron las pilas del discman. al final ni comimos y menos hablamos de dramas, fue como una hora y tanto, lo que sí, conociste mi pieza. te saqué puras fotos feas y te fuiste.
hemos tenido como dos citas y siempre he llegado tarde, siempre llego tarde a todos lados y en todas las formas, yo creo que tu también, a veces.
es mentira que no esperamos nada, a veces no nos importa nada.
ni un vómito en las viñas, ni perdernos pánico, ni fumar eternamente un medio, ni que el niño que nos lleva nos mire feo por no conversarle a él, ni unas gafas rotas, ni unos chocolates, ni unas balticas, ni gente callampa. mentira, sabemos que no, pero sí, pero te apuesto que en un momento será así, quizás estemos tiradas en un lugar volando esperando a ver tocar the postal service, con una cajetilla de cigarro y la cámara en el banano , pañuelos para los mocos y la flema, papas rellenas en un taper en tu mochila, un jockey naranjo y un helado del bravísimo chorriandosenos en la mano. te prometo que ahí no nos va a importar nada.

3 comments:

shecanread said...

por querer ser moderna, me heché el blog jajaja ni allllí

viernes said...

teamo

viernes said...

no es que todos debamos escribir en nuestros blogs, lo debes hacer tú porque a mí me gusta leer lo que escribes.
al final cuando apagué el computador revisé en el closet de mi papá y encontré una cajetilla de cigarros llena, me acosté y me fumé uno mirando el techo, y en realidad, pensaba, nada es tan terrible.
la guea que me dolía en ese mismo momento cuando nos juntamos en el parque ecuador (me compré unas pilas por gamba que me duraron exactamente dos canciones, fue lo peor) es la misma de siempre, y por ende, la misma de antes y la misma de ahora.
en el fondo puta qué bien que no esperemos nada, pero tal vez es que esperar demasiado tampoco es tan bueno.
te acompaño a vomitar donde quieras y cuándo quieras, el helado lo quiero de menta con amaretto, o tal vez manjar... no lo sé bien, siempre me cuesta decidir.